Cuatro ideas para un programa electoral sostenible, emprendedor y beatnik (ahora que se acercan las elecciones municipales y autonómicas) I

10 septiembre, 2014 § 1 comentario

La Valencia con pies de barro se hunde lentamente; es el momento de recuperar, antes de que sea demasiado tarde, todo lo que nos pueda ser de utilidad o aquello a lo que podamos dar una segunda vida.

Ex -Circuito de Fórmula 1

bullitt_1968

Valencia hizo un gran esfuerzo económico para configurar un circuito urbano de formula 1. Y no crean que fue una chapuza, no, el trazado recibió elogios de los expertos. Cuando nos ponemos somos la pera. Fue un éxito fugaz como una estrella ídem. Ahora, además de un ruidoso recuerdo, nos queda un episodio que se ha convertido en uno de los despilfarros más innecesarios, gravosos y megalómanos que recuerdan los viejos del lugar. Dejemos de lado que muchos niños estudiaban (estudian) en barracones mientras los contribuyentes engordábamos la cuenta corriente de un personaje tan oscuro y desagradable como Ecclestone; dejemos de mirar atrás, para no ser tachados de rencorosos, vamos a mirar al futuro con alegría.

Se podría retomar la idea del circuito de modo más humilde, en forma de rally. Atrás quedaron aquellos tres días de ensordecedores entrenamientos y carreras; se acabó el re-asfaltar todo el recorrido cada año; ni hablar de instalar multitud de gradas para un público desaparecido; y muy importante, nunca más pagar un canon multimillonario que no nos podemos permitir. Organicemos desde el poder local una carrera urbana, una prueba internacional, que se base en la resistencia más que en la velocidad. Por ejemplo las 12 horas de Valencia –tengo en mente las 24 horas de Le Mans-. Si elegimos hacer un rally de coches de época tendremos asegurada un prueba vistosa, con un casi seguro éxito de convocatoria para admirar en plena forma los supervivientes de cuatro ruedas, coches que con el tiempo han atesorado encanto y belleza. Porque por si alguien lo duda, puede haber encanto y belleza en la producción industrial.

A favor de esta propuesta tenemos que no es una iniciativa cara para las arcas municipales; la complejidad de la organización es similar a la de un maratón; tenemos en los tinglados del puerto unos fantásticos boxes; se le puede dar uso al puente giratorio del espigón, cuya construcción y funcionalidad se limita únicamente a este circuito; le proporcionaría un nuevo uso, aunque efímero, a la mortecina dársena; el turismo que arrastra este tipo de eventos es de poder adquisitivo alto…

A quién recoja el guante le sugiero que mande al concejal de turno a ganarse el patrocinio de Ford, que es nuestro referente automovilístico más cercano. También le pediría que cree una prueba con vocación de continuidad y voluntad de hacerse un nombre en el circuito de carreras naftalínicas. ¿Qué ya hay un rally internacional Barcelona-Sitges? Ya sé, ya sé, es muy difícil ser original, pero todo consiste en buscar nuestro propio nicho. En aquel solo pueden competir coches fabricados antes de 1925; nosotros podemos especializarnos en descapotables o deportivos de los 50’s y 60’s, a ver si llenamos la ciudad de réplicas de Steve McQueen en Bullit. En fin, expertos habrá para decidir.

Ahorro energético a lo grande: Think big

Podemos eliminar directamente el cincuenta por ciento de las farolas de Valencia. Sí, la mitad, ni una menos. Valencia es una ciudad sobre-iluminada, el único punto con el que puede competir por número de luxes es Times Square, en Nueva York. Sí, vale, nos supera Las Vegas, pero es que allí los neones forman parte de su idiosincrasia, como aqui la paella. Son intocables.

Valencia 3 am Imagen nocturna de Valencia (3:00 am)

Con esta medida conseguiríamos un triple objetivo: reducir drásticamente la factura de la luz; dividir por dos las toneladas de CO2 que emitimos a la atmósfera y ponernos a la cabeza de las ciudades del Estado en tomar medidas arriesgadas, pero interesantes. Con el ahorro energético se financiaría el cambio de luminarias, para incorporar en toda la red las de tipo Led que proporcionan un ahorro añadido en el consumo, tienen una durabilidad mayor y contaminan menos. Las farolas retiradas, se pueden vender en el mercado de países emergentes, algo habitual para deshacerse de material sobrante de cualquier tipo, que las ciudades ricas renuevan, y del que sigue en vigor su vida útil.

Es previsible el rechazo de parte de la población, que vería esta medida como una regresión, acostumbrada al esplendor de unas noches relucientes. Para evitarlo, la retirada de farolas debería de implementarse de modo progresivo, de la periferia al centro, a lo largo de un número suficiente de meses para que el cambio no se advierta como drástico. Importante: antes de empezar, el ayuntamiento debe iniciar una potente campaña informativa, explicando los motivos y los beneficios para el ciudadano. Se mantendría una iluminación especial en las principales avenidas y lugares de interés turístico. Valencia menos brillante de noche, más ecológica y sostenible de día.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ Una respuesta a Cuatro ideas para un programa electoral sostenible, emprendedor y beatnik (ahora que se acercan las elecciones municipales y autonómicas) I

  • L'obrer que llig dice:

    Las Fallas organizan desde hace años el “Rally de Cotxes de l’Antigor” y no son muy dadas a cambiar programa ni calendario.

    Si sigue la “señá” Rita de alcaldesa podría rememorar todos los años su ya mítica vuelta en Ferrari con Camps pero invitando a otros prohombres como acompañantes de lujo.

    Es otra idea que dejo en este “Brain Storming”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Cuatro ideas para un programa electoral sostenible, emprendedor y beatnik (ahora que se acercan las elecciones municipales y autonómicas) I en Valencia al punto.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: